Chifita

El año pasado les presenté una mesa para servir un chifa, que es como los peruanos conocemos a la comida china.

Hoy les muestro otra opción, porque a los peruanos nos fascina en Chifa (al menos ¡a mi me encanta!!).

Para quienes lean este post sin ser peruanos, el chifa es una fusión  de comida china estilo cantonés, con algunos insumos peruanos. Viajé a China y a Hong Kong y aquí tomamos un guía muy bueno. Le preguntamos sobre su familia y nos contó que era originaria de la zona de Cantón. Han pasado años y aun recuerdo su explicación: Su familia vivían en un pueblo frente al mar y muy cercano a Hong Kong. Entre 1949 y 1974 muchos chinos escapaban del régimen comunista, nadando desde los pueblos costeros de China hacia Hong Kong (que era colonia inglesa) y distante solo unas cuantas millas de China y de allí a la libertad. El único problema es que el mar de China está infestado de tiburones. Nos contó que su familia ató a los niños con una soga con pelotas (entre ellos, a su padre), que actuaban como boyas de flotación en el mar para ayudarlos a nadar a su libertad. Nadaron de noche y se escondieron de día. Nos contó que de las personas que junto a su familia escaparon de China, solo la mitad llegaron con vida a Hong Kong.  El problema es que el mar en esta zona tiene tiburones, entonces había que enfrentar no solo los soldados chinos con órdenes de disparar a matar sino también a los tiburones. Su familia vivió algunos años en Hong Kong, luego migraron a Venezuela (así es como aprendió a hablar español) y luego, con la llegada de Chavez al poder, migraron nuevamente. En su caso fue a Hong Kong y trabajaba de guía turístico. Su historia fue tan vívida, que investigué un poco por internet y descubrí muchos otros casos interesantes de valientes que se enfrentaron a todo por su libertad. Las cifras dicen que entre uno y dos millones de chinos migraron a Hong Kong. Si entran a internet leerán sobre diferentes casos, como el de una pareja que nadó 6 horas en medio de un tifón, para llegar a Hong Kong. Este es el link de su historia, por si tienen curiosidad: http://www.sixthtone.com/news/1000406/the-man-who-swam-to-hong-kong. En el caso de esta pareja, hasta hoy nadan todos los días en Hong Kong. La foto de la derecha es de la pareja en 1973, en la piscina en Guangzhou  donde aprendieron a nadar.

Todos los días ensayaban la fuga nadando 10 kilómetros en el Río Perla y cuando al fin se animaron a escapar, ambos se ataron juntos a una soga para ayudarse en la travesía. La foto de la izquierda los muestra nadando hasta el día de hoy en Hong Kong.

Regresando a mi mesa, debo confesar que vi este juego de vajilla en Williams y Sonoma. Y me encantó.

Tengo una vajilla en color celadón, que es un tono de verde claro muy usado en Asia, que compré en Tailandia y que les mostré antes, pero esta vajilla me pareció una mezcla de estilo chino con un toque de modernidad. La he colocado sobre mi mantel azul que he usado infinidad de veces. Entonces he buscado crear un estilo oriental, pero moderno y de fusión, no una mesa china clásica.

Mi juego de tacitas para servir té verde los he colocado una para servir el sillao y en la segunda tacita coloco una mezcla de kion, cebolla china (parte blanca)  y ajo picado muy chiquito que me gusta mucho para acompañar la comida china.

Los pocillos son de color  turquesa y azul, por lo que me parecieron ideales para esta mesa.

Las servilletas son de seda y las compré en el viaje a Hong Kong que les he comentado. Tengo los aros y palitos chinos que hacen juego, pero en esta ocasión preferí estos aros que compré en Crate and Barrel porque aportan color y modernidad.

Los cubiertos son de mimbre, al igual que las piezas de servir.

Los platos son diferentes, pero juntos se ven muy bien. Miren que lindos los que tienen forma de flor en relieve. Los coloco intercalados en rojo y azul. Así, en el plato de fondo azul, coloco la flor roja y en el plato de fondo rojo coloqué la flor azul.

Al fondo de la mesa coloqué un arreglo de flores y mis dos ‘foo dogs’ (‘perros foo’). No son perros (pese a que ‘dogs’ se traduce como perros), son en realidad un par de leones que aparecen en la entrada al palacio prohibido en Pekin, China.

Son los guardianes del palacio, por lo que han sido replicados muchas veces no solo en China, sino en todo Asia. Se supone que uno es macho y otro hembra. El macho debe llevar una bola en su pata y la hembra juega en su pata con un cachorro de león. Los míos son una versión estilizada/moderna y los uso como separadores de libros en mi dormitorio, pero su tono celeste/turquesa me pareció ideal para esta mesa. No tengan temor en colocar adornos que tienen otro uso, en la mesa.

Las fuentes son preciosas. Una es de fondo rojo y dos de fondo azul. Una tiene un dragón y los de fondo azul tienen flores de durazno y lamparitas de papel.

El arreglo floral trata de duplicar la decoración de las fuentes y los colores de la mesa y como detalle simpático, he rellenado los espacios vacíos en el arreglo floral con unas raíces de kion bastante grandes. Muchos de los elementos del arreglo son de mi casa: las ramitas de eucalipto enano, las flores/frutos rojos de las bromelias, has hojas de calahuala, etc.  Lo que compré son estas ramas que tienen estos frutos verde claro que parecen linternitas chinas y las ramas de durazno, porque ambas me parece que aportan el concepto oriental.

Cuando invito un chifita, me gusta preparar uno o dos platos en casa y el resto lo compro de un restaurante. En un próximo post les daré mi receta de salmón estilo oriental, que lleva la salsa de kion y ajo que colocaré en cada puesto en la mesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s