Inspiración Tropical

P9101123

Encontré unos adornos de piñas en HyM que me encantaron. Si se fijan en detalle, son tres modelos de piña en tonos diferentes de dorado. Compré 2 de cada modelo. Y fueron la base de la inspiración de la mesa que les presento esta semana.

P9101120.png

El mantel, en tonos verdes y lacres hace un lindo contraste con el resto de la mesa.

P9101163.png

Los posa platos y servilleteros son de mimbre y los compré en Crate and Barrel.

_MG_3063.png

Pero hay diferentes tiendas que los venden y en una versión más sencilla, unos posa platos de simple paja tejida peruana, también quedarían lindos. Con la decoración de piñas y mimbre, el tema de la mesa definitivamente tenía que ser tropical. Pero fíjense que este mantel, con otra decoración, podría tener un estilo completamente diferente: puede servir para una mesa navideña, o una mesa elegante, o incluso para halloween con unos zapallos decorando la mesa.

Como mi mesa es tropical, se me ocurrió que en lugar de servir la comida en el plato, cortaría piñas por la mitad, removería la pulpa de la piña y en su reemplazo serviría la comida: arroz thai y langostinos con mango chutney. Si se animan a preparar la cena y servirla en esta presentación, les aseguro que la comida, además de deliciosa, será un tema de conversación en la mesa.

P9101110.png

P9101146.png

Esta es la receta del arroz:

  • Una cucharadita de aceite vegetal
  • ¼ cucharadita de sal
  • 4 dientes de ajo picados chiquitos, e igual cantidad de kión, también picado chiquito
  • 1 ají picadito en cuadraditos
  • 4 tazas de arroz del día anterior
  • 4 cucharadas de sillao (salsa de soya ligera)
  • 1/4 Cucharadita de azúcar rubia
  • 2 cebollas chinas, incluyendo parte blanca y verde
  • ½ taza de albahaca cortada en tiritas delgadas

En la misma sartén en la que se frieron los langostinos cuando es caliente, agregue el aceite, la sal el kion y el ajo. Freir hasta que el ajo esté dorado, cerca de 30 segundos. Agregar los chiles, el arroz frío cocinado el día anterior y revolver hasta que el arroz esté caliente unos 2 a 3 minutos. Agregue la salsa de soja y el azúcar y revolver para mezclar bien todo. Agregue las cebollas y las hojas verdes de la albahaca. Transferir el arroz a las piñas de inmediato.

Y esta la de los langostinos (para 4 personas):

  • ½ taza de cebolla blanca
  • 4 dientes de ajo
  • 6 u 8 colas de langostino, sin cáscara por persona
  • Chutney de mango: 1 cucharada por persona
  • Salsa de ostión: 4 cucharadas
  • Miel de abejas: 1 cucharada
  • 1 pizca de sal
  • Culantro picado para decorar

Freír los langostinos, solo hasta que cambien de color. Retirar de la sartén y freír en la misma sartén: el ajo, luego agregar la cebolla hasta dorarla, luego agregar la salsa de ostión, el chutney, la sal y la miel de abejas. Rectificar la sal. Regresar los langostinos a la sartén y mezclar todo por un minuto adicional, para que los langostinos  absorban los sabores de la salsa. Colocar encima del arroz y decorar con el culantro picadito.

Si quieren hacer una comida a todo dar, reemplacen los langostinos por trozos de langosta. Podrían colocar la cola de langosta, en lugar de trozos, pero creo que es complicarle la vida a los invitados y entonces emplear solo la pulpa de la cola y servirla en trozos me parece más que suficiente. Y si quieren economizar, reemplácenla por pescado blanco en trozos o incluso pollo. Si no son buenos cocineros, pidan en el chifa de su preferencia un plato de pescado o langostinos en tamarindo y sírvanlo sobre la cama de arroz. Aquí el ¡wow! se obtiene con la presentación… cualquiera que sea el ingrediente que decidan emplear para la comida. Si la piña no tiene estabilidad, con un buen cuchillo corten un poco de la cáscara que estará en contacto con el plato, para que tenga mayor estabilidad.

 

De postre? Torta volteada de piña, por supuesto:

P9101139.png

Esta es la receta de la torta de piña:

Ingredientes:

  • 75g mantequilla sin sal
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 7 rodajas de piña en lata y ¾ del jugo de la lata
  • 1 taza de cerezas

Para el bizcocho:

  • 1 ½ taza de harina
  • 1 ½ cucharadita de polvo de hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • 100 g mantequilla sin sal
  • 1 taza de azúcar blanca granulada
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de ron
  • ¾ taza de leche fresca a temperatura ambiente

Preparación:

Enmantequillar un molde de 25 cm de diámetro por 6 cm de profundidad.

Dentro del molde a utilizar, colocar 7 rodajas de piña de 7cm de diámetro cada una, aproximadamente. En el centro de cada rodaja de piña colocar una cereza.

Para el caramelo, calentar el azúcar blanca junto con ¾ de taza del jugo de piña que vino en la lata de piña en rodajas.

Una vez listo el caramelo, verter sobre las piñas, en el molde. Dejar enfriar.

Para el bizcocho, cernir los ingredientes secos: la harina, el polvo de hornear y la sal.

Luego colocar en la batidora la mantequilla y el azúcar. Añadir los huevos uno por uno.

Agregar, intercaladamente, la harina cernida y la leche, comenzando por harina y terminando con harina.

Finalmente agregar el ron y la esencia de vainilla. Terminar de unir toda la mezcla con un batidor de alambre.

Verter la mezcla en el molde con el caramelo y las piñas, y sobre una lata llevar el molde al horno precalentado en 350 °F o 180 °C por 1 hora aproximadamente. Esperar una media hora y desmoldar cuando la torta esté tibia. Así no se pegará al molde.

Para la decoración central, decidí en esta ocasión ir por frutos, en lugar de muchas flores. La base que coloqué es un pedestal de vidrio transparente simple. Pero me parecía que no se lucía. Entonces recordé que tenía un posa platos dorado, lo puse encima de la base y mejoró 100% el look, porque combinaba perfecto con el resto de la decoración.

_MG_3067.png

Los cubiertos son de SAGA, en dorado.

P9101154.png

Las servilletas y cubiertos los escogí en colores neutros, para que lo que destaque sea el arreglo central y el mantel.

P9101129.png

Creo que agregar más diseños hubiera sido demasiado. Las frutos toman los colores del mantel y solo agregué unas cuantas proteas, que son unas flores con un look tropical perfecto. Parecen alfileteros de plástico, pero son de verdad.

_MG_3099.png

Los hay en tonos naranja, rojos y amarillo. Hubiera preferido un rojo más encendido, pero no lo conseguí en esta ocasión. Como ven, la decoración no necesariamente tiene que ser a base de flores. En esta ocasión destacan los frutos. Para un almuerzo podría haber reemplazado los frutos por lindos vegetales: alcachofas, zapallitos italianos, quedan preciosos.

Quiero poner unas líneas finales para agradecer los lindos comentarios y consejos que vengo recibiendo en La Página de Grace. El cariño y aliento me comprometen aún más. Comencé con la idea e intercambiar de compartir sugerencias y nunca pensé tener tan alentadoras respuestas. Así que quiero agradecerles a Uds. de todo corazón su apoyo.

Grace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s