Día de la Madre

Explosión de color, diseño … y servicio de delivery

Cuando los hijos ya son adultos, la familia se reparte entre varias reuniones para festejar el día de la madre. Pese a que tengo una familia muy pequeña, tendremos un desayuno en un sitio y un lonche en otro, pero para el almuerzo seremos solo cuatro en casa: mi esposo, mi mamá, mi hija y yo. Decidí que a pesar que seremos pocos, igual vale la pena poner bonita la mesa. Almorzar en la calle el día de la madre es una locura, el servicio en los restaurantes es usualmente deficiente, porque no se dan abasto con tanto público. Al final un momento simpático se convierte en una molestia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOpté por el color amarillo del mantel de Dreaming y agregué piezas con muchos diseños en casi todo lo que puse sobre la mesa. Ninguno de los diseños es igual al otro, pero todos son florales y alegres, así que decidí arriesgarme. El diseño en las servilletas de Zara Home es muy elaborado. Agregué unos aros de servilletas de Dreaming. Me parece que el color amarillo de fondo de las servilletas combina perfectamente con mi mantel amarillo. Usé otros diseños distintos en los platos de base, en las servilletas y hasta en los caminos de mesa, todos de Zara Home. Las fuentes de colores para la comida son de cerámica de Talavera, compradas en México. La cerámica de Talavera es originaria de España, pero con la conquista los alfareros mejicanos la replicaron muy bien. Hay que cuidar al comprar cerámicas artesanales que se van a usar con comida, que los tintes empleados en la cerámica no sean tóxicos. Por eso es que conviene asegurase de comprar en un lugar con garantía. Mi cerámica de Talavera puede no combinar al 100% con el resto de la decoración de la mesa, pero me costó mucho esfuerzo traerla cargando a la mano de regreso a Lima. Así que de todas maneras la luciré en mi mesa.

Para contrarrestar tanta explosión de diseño y color, decidí que el arreglo floral aportaría un poco de paz a la vista. Por eso escogí simples flores blancas.

Como es ‘mi día’, decidí no cocinar y comprar casi todo listo y además, dentro de lo posible, pedí servicio delivery a la casa: un pastel de alcachofas que me encanta y que venden en Delicass. Los ravioles de San Ceferino sí los tuve que recoger del local del restaurante, pero me queda muy cerca de casa; solo requieren agua hervida, un poco de aceite y sal y están listos en un instante.

De postre elegí una torta bola de oro de Claribel. La bola de oro es un recuerdo de mi juventud. Mi mamá siempre compraba dos para mi cumpleaños: una para compartir con la familia, pero la segunda me la comía yo solita. Cambié los frutos de maná por frutos frescos: fresas, blueberries, frambuesas y unas hojas de unas plantitas de fresa que tengo en una maceta en casa. También corté unas ramas de mandarinas chinas de un arbolito que justo estaba en fruto. Para un menú tipo mediterráneo, hubiera sido mejor un postre más afín, como un tiramisú o una panna cotta. Pero como se trata de engreírme a mí misma, escogí la bola de oro, que es el postre que más me gusta. Y le modifiqué la decoración con las frutas frescas, para hacerlo más mediterráneo.

b.jpg

Solo tuve que preparar la ensalada. La hice con arúgula silvestre, berros, lechugas bebe y prosciutto. El aliño lo hago mezclando en con mortero un diente de ajo, miel de abejas, mostaza dijon, sal y agregando vinagre balsámico y aceite de oliva ¡¡listo!! Por supuesto la lavada de los platos será tarea de mi esposo e hija.

Tengo la suerte de tener a mi mamá viva a sus 93 años, pero mi suegra falleció hace poco más de un año. El día de la madre es un momento para recordar a las mamás que ya no están entre nosotros. Yo tengo también muy presente a mi abuelita, una mujer maravillosa. Así que decidí recordarlas a ambas, colocando en la mesa un objeto que recibí de regalo de cada una de ellas. El recipiente de vidrio azul cobalto en el que coloqué las flores fue regalo de mi suegra. Tengo varios recipientes de este color, pero el que usé tiene más valor para mí, porque es un lindo recuerdo de ella. Normalmente le doy otro uso, pero hoy tiene un sitio preferencial. Es bueno buscar por todos los rincones de la casa y así descubrir qué cosas pueden verse bonitas en la mesa. Los platos de postre son del juego de porcelana inglesa de mi abuela.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Balanceé el color amarillo con el color blanco en la decoración de la mesa, para neutralizar un poco los colores encendidos. Así, aparte de las flores blancas del arreglo floral, coloqué dos fuentes blancas sobre los pedestales de vidrio y dos caminos de mesa de Zara Home con fondo blanco. Estos caminos de mesa me gustan porque tienen la tela con textura y relieves, no es un simple estampado sobre tela lisa. Los platos amarillos son de Casas e Ideas. Imagínense: ¡he combinado platos de Casas e Ideas con porcelana inglesa! Hay que arriesgarse a todo en la decoración. Lo importante, es que a uno le guste. Las gallinitas de vidrio que normalmente uso como salero y pimentero en esta ocasión servirán también para colocar queso parmesano rallado para los ravioles.

Mi esposo siempre se queja que tengo demasiadas cosas en casa y ya casi no hay sitio disponible para almacenarlas. Pero creo que atesorar recuerdos de las personas queridas es una linda forma de mantenerlas vivas en nuestro recuerdo.

¡Feliz día para todas las mamás!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s